Website Solutions

¿Qué debo de tomar en cuenta para nombrar a mi marca o empresa?

Escrito por: Aarón Nava / tiempo de lectura: 4 minutos.

Esta pregunta es algo frecuente en nuestra industria; puede sonar como un proceso sencillo, pero la verdad, es que nombrar o crear una marca requiere de mucho estudio y esfuerzo. Incluso los creativos más audaces requieren de tiempo, antes de proponer un nombre comercial. No basta con tomar algún nombre exótico de algún Dios de la mitología griega y pensar que: “suena padre”. Uno no nombraría “Poseidón” a su hijo o hija, simplemente porque es fanático de “Los Caballeros del Zodiaco” o por lo menos, eso espero.

Si bien podemos discutir que “Nike” obtuvo su nombre de la Diosa de la Victoria, Niké. Google surgió de Gúgol, un término matemático para representar 10 elevado a 100. Es verdad, no estoy diciendo que no sea válido, simplemente tenemos que justificar el por qué de nuestras decisiones de mercadotecnia y observar que los nombres más memorables y fáciles de recordar, son los más cortos, con cierta distinción fonética, ritmo y uso de letras.

Entonces, ¿qué debo de tomar en cuenta para nombrar a mi marca o empresa?

  1. Hoy en día, el consumidor es la pieza más importante del rompecabezas.
  2. Tu competencia.
  3. Tu producto o servicio.
  4. Los beneficios de tu producto o servicio.

¿Cómo genero un nombre memorable?

  1. Corto, no más de tres sílabas.
  2. Al escucharlo, no debe “sonar” a un producto o servicio distinto al que ofreces.
  3. Tratar que sea “pegajoso”, como el coro de una canción que no puede salirse de nuestra cabeza. Ejemplo: Tinder, BBDO, HBO, Ace, etc.
  4. Las letras que usas, sí importan. No es lo mismo un nombre que empiezan con vocales, a otros que empiezan con consonantes. Según el libro de: “100 Trucos Publicitarios”, la “s”, denota algo más sensual y ligero.
  5. Lo más importante es que tu público objetivo entienda el significado del nombre, no pierdas tiempo con opiniones de personas que no se alinean con tu plan de mercadotecnia. Si a quien le vendes, le encanta y lo comprende, es un logro.

Todo esto puede sonar abrumador, pero es la forma en la que se debe trabajar. Ahora, también conozco las historias de empresas que optaron por el: “me gusta, suena padre” y tuvieron éxito, sin la necesidad de contratar servicios creativos. Puedes aventurarte a hacerlo tu mismo y experimentar; lo que importa es conocer a diestra y siniestra a tu audiencia; y a tu negocio. Es posible que el nombre que tengas en mente funcione a la perfección.  

Aarón Nava

Lee lo que dice Yanik Silver sobre el tema en el sitio de Entrepreneur, dando click en el siguiente botón:

Lee el Artículo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *